Posted by & filed under internet.

Hace unos días mi amigo ‘Chino’ escribió este artículo de ingeniería social en facebook, básicamente el mismo se trata de explotar un comportamiento recurrente en los usuarios de esta red social para crear cierta legitimidad en una nota y luego editar el contenido; pudiendo poner links con contenido malicioso y/o información apócrifa, etc.

Es innegable el poder de comunicación que hoy tenemos mediante la Internet, una mera persona detrás de una computadora puede crear contenido que es consumido por una gran cantidad de personas. Como tal es lógico que sea un medio recurrente a la hora de efectuar manifestaciones sociales. Sin ir más lejos, las redes sociales y la red fueron fundamentales para los levantamientos árabes, permitiendo a miles de jóvenes organizarse.

Pero aquí es donde radica el doble filo de este medio masivo de comunicación, ¿cuál es la legitimidad que tiene un desconocido detrás de una computadora?

Durante las revueltas árabes, un blog de una lesbiana siria fué referente del levantamiento; sin embargo poco tiempo después se descubrió que quien escribía, lejos de ser una mujer homosexual siria, se trataba de un joven escoses.

Creo que el 99% de quienes utilizan Internet, han recibido alguna vez un mail cadena, haciendo referencia a una persona enferma, perdida, etc; pidiendo que el mismo sea reenviado a todos los contactos para ayudarlos. Muchos de estos mails son totalmente apócrifos y tienen como único fin obtener un listado de mails válidos para poder mandar spam o inclusive pueden contener contenido malicioso (lease virus, etc).

También existe otro objetivo, la difamación. Hace no mucho tiempo circularon muchos mails, advirtiendo del supuesto daño que implicaría consumir un producto de la compañía láctea líder en la Argentina; la misma ante la magnitud que tomó dicha advertencia, se vió obligada a crear un spot publicitario para desmentir tales acusaciones.

Hace unos días tuve un evento desafortunado, ví que por Facebook circulaba mediante ‘shares’ y ‘copy-paste’ la noticia de una nena abusada sexualmente por un cura el cual era mencionado con nombre, apellido y foto.  Desafortunado porque ante la sospecha y el no lograr encontrar más información disponible (generalmente estos casos se hacen noticia) me apresuré a tratar la misma como de apócrifa, además de al personalmente pedir más información a quienes compartían esta noticia lograr el enojo de varios.

Fue un gran error de mi parte no tomar el tema con mayor delicadeza, ante la posibilidad de que yo esté equivocado. Sin embargo dicho hecho ilustra lo que quiero demostrar con este artículo, la gente a pesar de la imposibilidad de verificar fehacientemente los datos, se solidarizó con la causa compartiendo la noticia.

Supongamos el caso hipotético de que dicho caso fuese mentira, uno podría acusar a cierta persona de cierto delito y aprovechando la solidaridad de la sociedad, divulgar la identidad y supuesto carácter del delito; estaríamos hablando de difamación a gran escala, siendo muy difícil rastrear el origen del mismo.

Corolario

A diferencia del diario, la radio, la televisión, Internet la hacemos todos; todos somos creadores y consumidores de contenido. Es por ello que tenemos que ser más concienzudos a la hora de consumir, crear y compartir información; sabiendo que todo lo que creamos y compartimos posee cierta legitimación de nuestra parte.

Trackbacks/Pingbacks

  1.  Facebook Hoaxes | Aleperno's Blog - Inside a young student's mind

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *